San Andrés

  • Tags:
    Arqueología

Otra zona arqueológica relevante de El Salvador aparte de Chalchuapa, es el Valle de Zapotitán, cuyo centro principal fue el sitio arqueológico San Andrés, ubicado cerca del Río Sucio. Aunque hay evidencia de su ocupación desde el período Preclásico, sus principales construcciones datan del Clásico Tardío, posterior a la erupcion del 536 d. C. correspondiente a la erupción del Ilopango. La mayoría de edificios fueron construidos con ladrillos de adobe como núcleo cubiertos por capas de repellos de argamasa. San Andrés posee una Acrópolis y al norte se ubica La Gran Plaza. La Acrópolis posee en su interior la Estructura 1, un edificio piramidal de 15 m de altura, donde al menos se pueden apreciar 4 etapas constructivas. Otras tres pirámides pequeñas (estructuras 2, 3 y 4) se encuentran en fila en el lado oriental de la Acrópolis. El resto del complejo fue cerrado en el lado oeste por una fila de cuartos de arquitectura perecedera, conocida como «Los Aposentos». La Estructura 5 o la Pirámide La Campana es el edificio más grande del sitio y delimita la Gran Plaza en su extremo noreste. Al sureste de la Acrópolis se encuentra la Estructura 7, que es la única que presenta mampostería de bloques de toba, en cuyo interior se encontró una ofrenda con vasijas policromadas, una ofrenda de pedernal excéntrico, y otros objetos importados, indicando fuertes relaciones con Copán y las Tierras Bajas Mayas.

No había nada que estuviera en pie; sólo el agua en reposo, el mar apacible, solo y tranquilo. No había nada dotado de existencia.

Popol-Vuh